La madre de Sandra Palo en COPE: "No hemos visto justicia en ningún momento"

 
María del Mar Bermúdez, madre de Sandra Palo, se ha mostrado indignada en La Atalaya al contar como a uno de los asesinos de su hija “le han dejado libre de todo, el tenía dos causas pendientes anteriores al asesinato de mi hija y se las han perdonaron por el tiempo que estuvo en la cárcel y la orden de alejamiento a nosotros también se le han perdonado, es lo que ha decidido un juez”, cuando dices, “en el centro de menores los psicólogos les dijeron que no saliera, porque tenía alto grado de reincidencia, no se había rehabilitado, pasa a la cárcel de menores que dicen que se había rehabilitado de la drogas, ¿de qué hablamos?”. 
Como ha relatado, de los asesinos de su hija, “2 están en la calle y dentro de 11 meses tendremos a otro y el que queda, el mayor condenado a 34 años, y como la máxima condena es a 30 años, pero viendo lo que está pasando, los veremos juntos salir”. “No pido venganza, sino justicia, para las víctimas que no la hemos visto en ningún momento, ¿dónde está esa justicia?”, ha remarcado Bermúdez. 
Además, ha adelantado que “creo que su abogado va a hacer un recurso, va a recurrir, lo que no sabemos qué: si le han perdonado todo, ¿qué quieren, que les paguemos el tiempo que ha estado en la cárcel y que le paguemos un piso? Se confunde la libertad con el libertinaje, las leyes están hechas para algo, pero ves que esa justicia nunca llega”. 
La familia de Sandra Palo siguen “en esa lucha” por cambiar la Ley del Menor. “No lo voy a dejar, aunque me apetezca a veces tirar la toalla, las fuerzas flaquean, pero fue algo que prometí a mi hija, que ha sido una lucha muy dura, que continuamente nos damos con muros muy duros, no lo quiero dejar y es algo que tiene que cambiar, una ley que está mal hecha y lo tienen que arreglar”, ha dicho Bermúdez.
Fuente: www.cope.es 

 

La madre de Sandra Palo califica de "nuevo mazazo" la revocación de las medidas de control a 'Ramón'

 
La madre de Sandra Palo, María del Mar Bermúdez, ha tachado de "nuevo mazazo" la decisión del juez sobre 'Ramón', uno de los asesinos de su hija, y ha asegurado que los psicólogos recomendaron hace dos años que no le dejaran en régimen semiabierto porque tenía un alto grado de reincidencia y ha añadido que de lo único que se ha rehabilitado, "supuestamente", es de las drogas.
GETAFE, 15 (EUROPA PRESS) 
María del Mar Bermúdez ha indicado a Europa Press que no entiende cómo le han perdonado a 'Ramón' los cinco años de libertad vigilada por lo que van a recurrir la decisión del juez. 
El magistrado se ha basado en el artículo 14.4 de la ley del menor para que tampoco cumpla 18 meses en régimen semiabierto. "No lo voy a permitir porque ya se han reído bastante de nosotros, y además de la manera que salido de la cárcel con una prepotencia que no tiene ni un hilo de arrepentimiento, así que esto no lo voy a consentir, voy a hacer lo imposible y voy a seguir luchando ya que esto es como cuando te echan sal en la herida", ha agregado. 
La madre de Sandra Palo ha recordado que llevan años con este asunto pero que no logra entender "a esta justicia porque se han basado en un artículo que favorece a los delincuentes". 
"Nos vemos impotentes, solos, y dentro de once meses voy a tener a otro fuera, y me puedo esperar de todo, viendo lo que estoy viendo, pero no voy a cesar en mi lucha aunque tengamos que ir solos, mi marido y yo, a los sitios", ha apuntado. 
Asimismo, ha recordado que sabiendo "todo lo que ha hecho este individuo matando de una manera tan brutal y tan vil, con tanto ensañamiento, viene ahora su abogado y el fiscal diciendo que está rehabilitado para salir a la calle y encima le perdonan todo".

 

Un juez revoca las medidas de control al segundo de los asesinos de Sandra Palo en libertad

Un juez de menores ha acordado revocar las medidas de control impuestas a Ramón S.J., alias 'Ramón', uno de los cuatro adolescentes condenados por el asesinato de Sandra Palo, como parte de la condena que se le fijó por participar en el asesinato de la joven getafense el 17 de mayo de 2003, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

En virtud de la condena impuesta, el segundo de los asesinos de la joven getafense que se encuentra en libertad desde la pasada semana debía cumplir 18 meses de régimen semiabierto y otros cinco años de libertad vigilada tras cumplir los ocho años de internamiento en un centro.
En un auto, al que tuvo acceso Europa Press, el juez acuerda dejar sin efecto la medida de libertad vigilada de cinco años y el ingreso en centro de régimen semiabierto durante 18 meses, "todas ellas pendientes de cumplimiento sucesivo y una vez se remitan el correspondiente informe final de la medida de internamiento en régimen cerrado".
La resolución se dicta después de que el juez celebrara la pasada semana una vista en la que el fiscal y el abogado del chico solicitaron que se revocasen estas medidas de control en aplicación del artículo 14.4 de la Ley que regula la Responsabilidad Penal del Menor.
Así, el magistrado reseña que se debe estimar la solicitud, ya que el artículo citado es "claro y terminante en el sentido de establecer de forma imperativa que cuando el menor pase a cumplir medida de internamiento en un centro penitenciario, como ocurre en el presente caso, quedará sin efecto el resto de medidas impuestas por el juez de menores".
El abogado de la familia ha adelantado a Europa Press que recurrirán esta decisión al estimar que el chico debe estar controlado para vigilar su resocialización, recordando lo sucedido con 'Rafita'. A este último se le imputan múltiples delitos de delincuencia desde que abandonó el centro de internamiento.
Aparte de 'Ramón' y 'Rafita', el tercero de los menores implicados en la muerte de Sandra Palo, Juan Ramón M.M., alias 'Ramoncín', saldrá a la calle bajo el mismo régimen en mayo de 2012, según datos penitenciarios. 
Como también era menor de edad en ese momento, fue condenado a ocho años y once meses en régimen cerrado, doce meses de internamiento en régimen semiabierto y cinco años y medio de libertad vigilada.
El cuarto y último acusado, Francisco Javier A.L., alias 'el Malaguita', aún cumple condena en una cárcel convencional por ser el único que en el momento del crimen era mayor de edad.