www.asociacionsandrapalo.com

La Asociación Sandra Palo para la Defensa de las Libertades con la colaboración de FES y POL- S.U.P. Fundación de Estudios de Seguridad y Policía - Sindicato Unificado de Policía. Impartirán una serie de ponencias los días 5, 6 y 7 de noviembre  en colegios e institutos de Almería, sobre los riesgos de Internet y Redes Sociales.

Charlas en institutos sobre los peligros de internet, por la Asociación Sandra Palo

Expertos abordarán con los estudiantes conceptos como «grooming», «sexting», «ciberbullying» y demás delitos informáticos contra los menores de edad.La Asociación Sandra Palo para la Defensa de las Libertades va a impartir a partir de abril una serie de charlas en institutos de Getafe alertando a los chavales sobre los peligros de internet y las redes sociales.El ciclo de ponencias, que cuenta con el respaldo del Consistorio getafense, desglosará para los estudiantes y a cargo de expertos consejos prácticos para el uso seguro de las webs. También se expondrán lasfalsas creencias, como el total anonimato en Facebook, Tuenti o Twitter, el mayor riesgo de los menores de edad y el de colgar fotos o vídeos personales en la red.Especial mención tendrán problemas tan candentes como el«bullying» o acoso escolar, tanto en su vertiente psicológica como en la física; el que se practica vía internet («ciberbullying»); o lo más novedoso, el «grooming»: la extorsión y chantaje a menores por parte de adultos u otros menores a través de redes sociales y chats. La finalidad de esa coacción sería obtener satisfacción sexual por parte del delincuente mediante el conseguimiento de imágenes eróticas del menor en cuestión. Es un concepto muy similar al del término «sextortion».Otro de los bloques será el del «sexting» (el envío de esos contenidos pornográficos a través de los teléfonos móviles) y otro más el que hace referencia a los «ciberdepredadores», que buscan pornografía infantil vía web.

Fuente: ABC

 

 

 La Asociación Sandra Palo advierte sobre los peligros de las redes sociales

 

ABC/ En las redes sociales nadie conoce a nadie. Anonimato, intimidad y envío de imágenes son los ejes fundamentales de las charlas que desde ayer imparte la Asociación para la Defensa de las Libertades Sandra Palo en institutos de Getafe.

ABC asistió a una de ellas, en las que la psicóloga Elena Núñez y el policía especializado en menores Aurelio González desglosan la realidad, los aspectos positivos, pero también los negativos y sus peligros, de las redes sociales más utilizadas por los estudiantes: TuentiFacebook yWhatssApp.

Fue una jornada muy especial para María del Mar y Francisco, los padres de Sandra Palo, cuando apenas queda un mes para que se cumpla el décimo aniversario del cruel asesinato de la joven. El primero de los coloquios tuvo como escenario el salón de actos del IES Manuel Azaña. «Dos de mis hijos han asistido a este instituto», recordó una emocionada María del Mar. Los alumnos a los que iba dirigido el seminario contaban con 13 y 14 años, la edad, esta última, que tenía el asesino más famoso de los cuatro que acabaron con Sandra, Rafael García Fernández, «El Rafita». Ahora tiene 24.

El peligro de las falsas identidades

La psicóloga tuvo una intervención más teórica, en la que dos de los 53 chavales de la primera charla confesaron que no tenían cuenta de correo electrónico ni perfil en redes sociales. Eso sí, el cien por cien disponía de un teléfono móvil propio.

Algunos de los presentes reconocieron que publicaban su día a día en Tuenti o Facebook porque quieren «que la gente sepa lo que hacemos». Una chica afirmó que a su edad «lo más importante son los amigos». Y es en esa etapa de desapego familiar cuando más en peligro se encuentran, cuando «necesitamos a los demás para saber quiénes somos, en vez de pensar por nosotros mismos», como explicó Elena Núñez. Es entonces cuando «se crean falsas identidades y abrimos la puerta a quienes no conocemos».

El policía Aurelio González desglosó un decálogo para no caer en los peligros de la red: desde no aportar datos personales en los perfiles (nombre completo, dirección, teléfono, aficiones, foto, centro de estudios...) a evitar páginas de contenido pornográfico o erótico, pasando por evitar quedar con gente de internet, a no ser que sea acompañado de un familiar o amigo de confianza. También, añadió, es muy importante «mantener las claves y contraseñas en secreto y no facilitar a cualquiera la dirección de correo electrónico».

«Grooming» y «sextortion»

El funcionario policial hizo hincapié en los conceptos más en boga: el ciberacoso, que puede entenderse como «grooming» cuando se coacciona a un menor por internet, normalmente a manos de un pedófilo; o la «sextortion», que es un paso más, ya que se produce un contacto sexual con la víctima, lo que se denominan pederastas.

Se pusieron varios ejemplos reales, todos con el mismo denominador común y cada vez más repetido: mayores de edad que engañan a menores para que se muestren desnudos o desnudas y, una vez guardadas esas imágenes, las utilizan para chantajearles; si no acceden a mantener sexo con ellos, las difundirán por la red.

Por ello, es imprescindible que la víctima confíe en sus padres o profesores o incluso ponga los hechos en conocimiento de la Policía o la Guardia Civil, que disponen de grupos operativos especializados en estos asuntos.

Fuente: ABC

 

 

Asociación Sandra Palo para la Defensa de las Libertades (c) 2011-2014    info@sandrapalo.com